El Silicom Valley chino se llama Shenzhen.

Es una ciudad-subprovincia de 12 millones de habitantes localizada en el delta del río de las Perlas, en la costa sur de la provincia de Cantón, en la República Popular China.

Cuando se trata de tecnología, Shenzhen puede ser la ciudad más fascinante del mundo. 


Imprimir   Correo electrónico